19 Por lo tanto, todo árbol que no produce frutos buenos se corta y se arroja al fuego.