13 Entonces Jesús le dijo al oficial romano:
Y el joven siervo quedó sano en esa misma hora.