17 »Sin embargo, no podrán redimir a las primeras crías del ganado, de las ovejas o de las cabras. Estas están consagradas y han sido apartadas para el Señor
: rocía su sangre en el altar y quema su grasa como ofrenda especial de aroma agradable al Señor
.