18 Dejen con vida únicamente a las niñas vírgenes; pueden quedarse con ellas.