54 Así que Moisés y el sacerdote Eleazar aceptaron los regalos de los generales y capitanes y llevaron el oro al tabernáculo
como recordatorio al Señor
de que el pueblo de Israel le pertenece.