31 El marido será inocente de toda culpa en este caso, pero su esposa será responsable por su propio pecado».