10 En el octavo día llevará al sacerdote, a la entrada del tabernáculo,
dos tórtolas o dos pichones de paloma.