25 Que el Señor
sonría sobre ti
y sea compasivo contigo.