4 »¡No señales a otro
para echarle la culpa!
¡Mi queja, sacerdotes,
es con ustedes!