15 ¡Hijo mío, no vayas con ellos!
Mantente alejado de sus caminos.