7 El temor del Señor
es la base del verdadero conocimiento,
pero los necios desprecian la sabiduría y la disciplina.