16 Las ganancias de los justos realzan sus vidas,
pero la gente malvada derrocha su dinero en el pecado.