26 La gente maldice a los que acaparan el grano,
pero bendice al que lo vende en tiempo de necesidad.