23 Los sabios no hacen alarde de sus conocimientos,
pero los necios hacen pública su necedad.