3 Los que controlan su lengua tendrán una larga vida;
el abrir la boca puede arruinarlo todo.