8 El rico puede pagar rescate por su vida,
pero al pobre ni siquiera lo amenazan.