32 Si rechazas la disciplina, sólo te harás daño a ti mismo,
pero si escuchas la corrección, crecerás en entendimiento.