33 El temor del Señor
enseña sabiduría;
la humildad precede a la honra.