1 Mejor comer pan duro donde reina la paz,
que vivir en una casa llena de banquetes donde hay peleas.