13 Si pagas mal por bien,
el mal nunca se irá de tu casa.