21 Puedes hacer todos los planes que quieras,
pero el propósito del Señor
prevalecerá.