9 ¿Quién puede decir: «He limpiado mi corazón;
soy puro y estoy libre de pecado»?