27 El sacrificio del malvado es detestable,
sobre todo cuando lo ofrece con malas intenciones.