29 El perverso finge para salir del apuro,
pero el honrado piensa antes de actuar.