12 El Señor
preserva a los que tienen conocimiento,
pero arruina los planes de los traicioneros.