17 No envidies a los pecadores,
en cambio, teme siempre al Señor
.