20 Pues la gente mala no tiene futuro;
la luz de los perversos se apagará.