11 Así como el perro vuelve a su vómito,
el necio repite su necedad.