8 Honrar a un necio
es tan absurdo como atar la piedra a la honda.