26 Los que confían en su propia inteligencia son necios,
pero el que camina con sabiduría está a salvo.