9 Dios detesta la oración
del que no hace caso de la ley.