5 Adular a un amigo
es tenderle una trampa para los pies.