4 Entonces tendrás tanto el favor de Dios como el de la gente,
y lograrás una buena reputación.