14 Pues siento una gran obligación tanto con los habitantes del mundo civilizado como con los del resto del mundo,
con los instruidos y los incultos por igual.