12 No permitan que el pecado controle la manera en que viven;
no caigan ante los deseos pecaminosos.