1 La vida en el Espíritu
Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús;