21 Me fui llena, pero el Señor
me ha traído vacía a casa. ¿Por qué llamarme Noemí cuando el Señor
me ha hecho sufrir
y el Todopoderoso ha enviado semejante tragedia sobre mí?