2 Enseguida Booz llamó a diez líderes del pueblo y les pidió que se sentaran allí como testigos.