8 Entonces el otro redentor de la familia se quitó la sandalia mientras le decía a Booz:
—Compra tú la tierra.