4 ¡No sucede lo mismo con los malos!
Son como paja inútil que esparce el viento.