8 Mi tarea diaria será descubrir a los perversos
y liberar de sus garras a la ciudad del Señor
.