13 El Señor
es como un padre con sus hijos,
tierno y compasivo con los que le temen.