9 No nos reprenderá todo el tiempo,
ni seguirá enojado para siempre.