34 Habló, y vinieron oleadas de langostas,
langostas jóvenes en cantidades innumerables.