39 El Señor
desplegó una nube sobre ellos para que los cubriera
y les dio un gran fuego para que iluminara la oscuridad.