2 ¡Qué asombrosas son las obras del Señor
!
Todos los que se deleitan en él deberían considerarlas.