10 ¡Oh sacerdotes, descendientes de Aarón, confíen en el Señor
!
Él es su ayudador y su escudo.