134 Rescátame de la opresión de la gente malvada,
entonces podré obedecer tus mandamientos.