167 Obedecí tus leyes,
porque las amo mucho.