22 No permitas que se burlen de mí y me insulten,
pues he obedecido tus leyes.